top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

ABSTINENCIA: una mirada sin consciencia

Norma Luna


“Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.” (JaimeSabines)


Los acervos literarios describen que la palabra abstinencia, viene del latín abstienetía, “abs” significa separar, “tienetia” detener, una traducción interesante. Definen que es la privación, la negación o la renuncia de algo placentero, acciones tóxicas, cambios planeados o forzados de vida.

Son millones de personas que inician diversos tipos de abstinencia sin conocimiento de causa, aplicándola en ajustes de horarios, hábitos alimenticios, vínculos emocionales sanos tóxicos, actividad sexual cotidiana o patológica, actividades sedentarias o proactivas, sectas, pandillas, grupos delictivos, personas dominantes, así como consumo de medicamentos, drogas legales e ilegales, alcohol y tabaco, también lo hacen por imitación, diversión o por disciplinas filosóficas, religiosas y/o espirituales.

De acuerdo con expertos en conducta, la mayoría de las personas no saben la auto responsabilidad y compromiso de iniciar una abstinencia. Cada vez que se hace sin consciencia y sin avisar a una persona inmediata, previamente desconocen las modificaciones generadas en todo el metabolismo del cuerpo, físico, mental, psicológico y emocional.

Es un proceso valioso, preventivo y peligroso que, activarlo sin conocimiento de causa, lleva a quién lo práctica a un círculo sin resultados óptimos, quejas eternas, enfermedades, algunas veces causa muerte, hay casos que los convierten en victimarios severos.

Algunos Psicólogos y Médicos, consideran que la abstinencia es valiosa, ya que, al tener los cuidados pertinentes, el cuerpo humano recibe una renovación de bienestar. Es preventivo porque es un medio de reducción de daños. Es peligroso, porque dependerá de la carga genética, salud psicológica y mental para tolerar la abstinencia, si no conocen las capacidades individuales para llevar una abstinencia, se acerca la frustración, enfermedad o muerte.

Un ejemplo extremo, aterrador y frecuente, son las personas que no avisan que toman esteroides, anabólicos o aceleradores de grasa, y de repente por alguna causa los dejan y no saben que pasarán por una abstinencia, inician a creer que la sensibilidad en su realidad es provocada por su familia o pareja, a quienes tratan con agresiones verbales, golpes, y pueden llegar hasta causarles la muerte.

Otro ejemplo es cambiar la dieta diaria, la mayoría de las personas no saben que inician una abstinencia, solo sienten síntomas molestos desde el primer día, terminan desertando y culpando a terceros de lo ocurrido.

No se diga, terminar una relación o despertarse temprano en horarios no esperados, dejar de fumar, dejar el pan favorito, un bolillo o una tortilla, aún sea solo una pieza de pan, causa abstinencia y los estados de ánimos son un metaverso de inestabilidad y las personas no lo saben.

Hay afectados con patologías orgánicas, desde una diabetes, problemas del corazón, o cáncer, el médico les sugiere un cambio de hábitos alimenticios, tal vez dejar de fumar o dejar de beber alcohol, y no tienen idea que pasaran por una abstinencia que causará conflicto a seguir las instrucciones médicas. Pasa lo mismo con el síndrome de abstinencia de drogas y alcoholismo, al no estar conscientes del proceso a llevar, suele ser un motivo de enojo para recaer nuevamente en el consumo.

La abstinencia es contradictoria, hay quienes hicieron una dieta, solo medio día, sin conocer sus capacidades metabólicas y genéticas, afectando la salud drásticamente o hasta perder la vida. Mientras que alguien que consume drogas pasa una abstinencia de mucho sufrimiento y su final tan solo es debilidad y fatiga.

De acuerdo con algunas instituciones de salud, la abstinencia tiene síntomas básicos que suelen aparecer en algunos afectados: mareos, ansiedad, irritabilidad, tristeza, llanto, pensamientos rápidos e incongruentes, necesidad de algo dulce, desmayos, taquicardias, dolor de cabeza o insomnio. Por lo que se reitera que dependerá de las condiciones de cada cuerpo humano, y los síntomas que se sumen por el tipo de abstinencia.

Expertos sugieren que, si no se quiere acudir a un profesional o apoyo, se organice el reto, con un registro, anotando cada hora los síntomas que sienten durante la abstinencia, compartirlo con una persona de confianza, no debe dar flojera las anotaciones, es un período temporal. Visitar al médico para un apoyo de vitaminas y minerales. Esto habilita a crear consciencia y conocimiento de causa, permite conocer las capacidades y limitantes ante el proceso, lo que permite incorporar herramientas estratégicas para poder obtener los resultados deseados y no desertar con variables de frustración, confusión o impactos no esperados.


Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.




0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page