top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

Algunos Perfiles de la Psicología Política

“La mente lo es todo, en lo que piensas te conviertes” (Sócrates) 

La Psicología Política estudia los procesos políticos y las conductas asociadas al poder. El experto en psicología Política Daniel Eskibel, describe los diferentes tipos de perfiles en el poder: de los lideres políticos. Un Autoritario respeta jerarquías, el Narcisista. Busca ser el centro de atención, el Manipulador es frío y calculador.  Obsesivo, trabaja bajo toda presión sin parar, Paranoide; desconfiado, y el Totalitario demanda obediencia absoluta del subordinado. Eskibel describe que este esbozo es lo que se ha manifestado en promedio en toda época y ubicación geográfica del mundo. Es importante aclarar que este tipo de perfil no está exento de otras escalas o roles probables de poder existente, interactúan y emergen en consecuencias insospechadas.  


Expertos en Psicología social mencionan que no existe persona en el poder que ejerza sin su individualidad, emociones, capacidades y probables trastornos de personalidad o mentales que se vayan habilitando bajo cada desafío.  


La Reyna Isabel II expresó: "Declaro ante ustedes que toda mi vida, ya sea larga o corta, estará dedicada a su servicio y al servicio de nuestra gran familia imperial a la que todos pertenecemos", un discurso radiofónico su 21º cumpleaños, en abril de 1947. Una adolescente de 21 años tomando el poder y sufragando lo inentendible. Sin ir lejos, de acuerdo con expertos en conducta una adolescente cuando se le impone lo que no entiende y lo acepta, la capacidad visionaria hacia la sociedad se reduce progresando hacia cumplir un servicio ya determinado. No acepta tan fácilmente los cambios de época. Es sabido que la Reyna Isabel II lo demostró con las contrariedades de conducta de Lady Di y su nieto el príncipe Harry.  La realeza antes de ejercer su rol son tan simples humanos como el resto de la humanidad, y psicólogos afirman que siempre la parte individual humana prevalecerá con sus fortaleza y debilidades.  


Donal Trump declaró en sus primeros discursos; “La ceremonia de hoy tiene un significado particular, porque no estamos transfiriendo el poder de una administración a otra, de un partido a otro, sino que estamos transfiriendo el poder de Washington hacia ustedes, la gente.”


Palabras enriquecedoras y de impacto, pero psicólogos de Harvard y de la Universidad de Oxford formaron un perfil Psicológico del expresidente y lo consideran “sociópata, Peligroso, mentalmente enfermo y temperamentalmente incapaz de ser presidente”. 


Nikolas Maduro en su 2a reelección expresó “Yo no soy un  dictador, pero a veces provoca convertirse en uno” El psicoanalista Adrián Liberman,  hace un perfil psicológico y describe una paranoia deliberada  como mecanismo de defensa frente a perseguidores internos que amenazan su proyecto, en medio de su profunda inseguridad. Otros expertos describen que cuando se terminan sus argumentos de asociación, recurre a conductas peligrosas, manifestando como síntomas, verbo encantador, comentarios infantiloides, mixticos e irascibles.  


La prensa mediática a expuesto como la Reyna Letizia de España padece trastornos alimenticios, al igual que lo sufrió Lady Di. Este es un ejemplo de cómo la transición de una época a otra del Siglo XXI minimiza, oculta y hace intangible la importancia de ser psicológicamente homeostática. Expertos en conducta aseguran que en la actualidad todos los escenarios sociales y a todos los niveles de estatus económico y clases sociales, han sido alcanzados por trastornos patológicos de todo tipo y no están preparados para recibirlos, siendo que existen las acciones y personas para contrarrestarlos.  


Cuando se iba a vislumbrar que en la realeza factores de riesgos patológicos allanaran su clima acostumbrado. En el caso de la Reyna Letizia de España, los rumores de su trastorno alimenticio han sido posicionado como una virtud de ser una mujer de carácter de la Reyna Letizia, cuando es una enfermedad insaciable que, si no se controla, hace la vida difícil y exigente a muchas personas. Hoy en día existen un gran porcentaje de líderes que consumen drogas y con trastornos mentales que, rigen la vida de sociedades enteras trayendo devastación y salvajismo.  Hitler es el mejor ejemplo de trastorno mental y usuario de drogas.  


Es importante iniciar a colocar las grandes responsabilidades en una homeostasis mental, si se pretende ser líder, es preciso aprender a recibir los factores de riesgos que emergen de la humanidad, converger con el nuevo conocimiento, respetar nuestro conocimiento ancestral no olvidarlo, actualizarse, estar vigente, para atraer un clima en armonía que es el deseado, suplicado y solicitado por un gran porcentaje del mundo.   


Sugerencia 

Introducción a la Psicología Política, Daniel Eskibel. danieleskibel.com/psicologia-politica-101/

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page