top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

Alto riesgo de enfermedad renal crónica en jóvenes mexicanos: una alerta de salud pública

Redacción Daniel Lee


Alto riesgo de enfermedad renal crónica en jóvenes mexicanos: una alerta de salud pública

Crece el número de jóvenes en México que se encuentran en riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica, una problemática que requiere una atención urgente.  


Se estima que esta enfermedad tiene una incidencia del 12,2 por ciento en el país y una tasa de mortalidad de 51 defunciones por cada cien mil habitantes. 


Marisol Robles, coordinadora de Alianza por la Salud Renal, refirió el caso de Argentina y señaló que los jóvenes de secundaria ya están mostrando signos de daño renal o una función renal disminuida, en comparación con sus pares en otras partes del mundo. 


En México, dijo, la situación es aún más preocupante dado que alrededor de 17 mil personas se encuentran en espera de un trasplante de riñón  .

Este problema afecta especialmente a las mujeres, ya que aparentemente conforman el 51 por ciento de la población con enfermedad renal crónica. Sin embargo, es importante considerar que estos datos se refieren a personas diagnosticadas, y es posible que las mujeres estén buscando atención médica de manera más proactiva que los hombres. 


La enfermedad renal crónica, que afecta a uno de cada diez adultos en el país, tiene un costo significativo de aproximadamente cien mil dólares por paciente.  


Por tanto, prevenir y detectar a tiempo esta enfermedad se vuelve esencial para la salud pública. La creatinina es un marcador clave que indica la función renal y su monitoreo regular es una herramienta valiosa para identificar problemas a tiempo. Además, la medición de la presión arterial, una práctica que no requiere costos significativos en laboratorios, también puede proporcionar información valiosa sobre la función renal y la salud cardiovascular. 


Los datos que presentó resaltan la urgente necesidad de crear conciencia sobre la enfermedad renal crónica y promover la detección temprana, especialmente entre los jóvenes mexicanos.  


La inversión en programas de educación sobre la salud renal y el acceso a servicios de atención médica preventiva son esenciales para abordar esta creciente preocupación de salud pública en el país. La detección temprana y el tratamiento adecuado pueden marcar la diferencia en la calidad de vida de aquellos en riesgo de desarrollar esta enfermedad. 




Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.



0 comentarios

Comments


bottom of page