• Tercer Ojo Inform...

Alumnos de la UAM crean un “Mercadito web”

Por Marlone Serrano Hernández


Alumnas de la maestría de Diseño, Información y Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), desarrollaron la aplicación ‘Mercadito Web’, dirigida a comerciantes del barrio de Tlatelolco y la colonia Jardín Balbuena en la CDMX. Con el propósito de incentivar las ventas a distancia.


En la aplicación están incluidas la tradicional tiendita de la esquina, la pollería, la tortillería y otros cuantos establecimientos que no tenían la necesidad de aplicar la tecnología en su negocio, así como las redes sociales o algún dispositivo móvil para registrar su actividad.


Las creadoras de la app detectaron que un factor que impactó el comercio de estos establecimientos durante la pandemia fue la baja de las ventas, y la falta de asistencia para continuar su trabajo. Por lo que, ‘El Mercadito Web’, es un instrumento de uso fácil e intuitivo para evitar incertidumbres en el usuario, al ingresar ciertas formas tradicionales ya existentes y orgánicas como WhatsApp y Facebook.


“Lo que hicimos fue acercarnos a un grupo de vendedores para saber cuáles eran sus conocimientos previos sobre tecnologías y si ya disponían de algún medio, dándonos cuenta de que en efecto algunos habían empezado a implementar grupos de WhatsApp, por lo que no eran ajenos a ellas” mencionan las alumnas.


El cliente, puede navegar como en una tienda digital, por ello su nombre, pues como tal se hace en la realidad, permitiéndole hacer un recorrido, ofreciendo una gran variedad de mercancías.


Además de hacerse pedidos programados para que cada fin de semana se reciban, mediante entregas en moto o bici, no mayor a 5 km de distancia a la redonda.


“Con El Mercadito Web buscamos contribuir a mantener las ventas en colonias o barrios a través de diferentes canales, concentrados en una sola interfaz gratuita y de usabilidad simple” que surgió “a partir de un catálogo de productos de cada local de frutas, verduras, carnes, pollo, chiles secos, entre otros, de manera que cada expendedor puede hacer el vaciado, pues son cajas muy básicas donde ingresan textos, precios o tener las funciones de apagar o encender si ya no cuentan con determinado artículo”. Agregaron las estudiantes.


Las alumnas comentaron que la herramienta “tuvo muy buena aceptación entre los compradores” y, si bien la crisis de salud detonó el proyecto, éste “puede seguir ayudando a que los comercios incrementen las transacciones, en un contexto de regreso a las actividades económicas; aun cuando ha sido implementado a nivel local puede crecer y extenderse más allá de su ámbito”.


Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.



Facebook | Instagram | YouTube


13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo