Badiraguato: pobre, aislado y sin vacunas



El presidente prometió empezar la vacunación por las zonas mas apartadas y pobres. No cumplió.


Badiraguato fue excluido a pesar de que el 67 por ciento de su población está en situación de pobreza según las estadísticas del propio gobierno federal. En cambio fue incluida la Ciudad de México, su alcaldía de Cuajimalpa, cuyo porcentaje de pobreza es de 30 puntos.


Cuajimalpa tampoco es una población apartada, dentro de ella se ubica el Centro Comercial Santa Fé, hoteles de lujo y vías rápidas de seis carriles al zócalo de la CDMX.


En contraste, la Ciénega del Bordo, Badiraguato es una comunidad con tres viviendas donde habitan seis personas, tres de ellas mayores de 60 años que necesitan viajar siete horas para llegar a la cabecera municipal.


Muchos otros municipios con menor proporción de pobreza que los de Sinaloa recibieron trato preferencial y sus adultos mayores ya están vacunados. Uno de ellos es Cunduacán, en Tabasco, con porcentaje de 49 por ciento y sin condición de estar alejado pues está a solo 26 kilómetros de la capital del estado, Villahermosa.


La cantidad de personas en situación de pobreza tampoco es una razón para incluir a la Ciudad de México, su alcaldía de Cuajimalpa, porque ese 30 por ciento significa 55 mil 995 personas, mucho menos que los 291 mil 136 pobres de Culiacán o los 178 mil 216 de Ahome.


Los otros dos municipios con mayor pobreza de Sinaloa son Cosalá (65 por ciento) y Choix (56 por ciento). Tampoco fueron incluidos para que sus ancianos se vacunaran primero.


El presidente López Obrador dijo textualmente el 14 de febrero pasado: “Se tomó también la decisión de iniciar en los municipios más alejados, marginados, con la población más pobre del país. Estamos iniciando en 330 municipios del país con esas características.”


“Es darle preferencia a los que viven en las comunidades más apartadas y pobres, a los más necesitados”.


“Es nada más comenzar en las comunidades más apartadas, donde hay más necesidades, también donde no se tiene la infraestructura de salud suficiente para atender casos de COVID, por eso se tomó esa decisión”,


Son palabras muy bonitas. Lástima que no sean ciertas.


Académicos de los Institutos de Geografía, Geofísica e Investigaciones en Matemáticas Aplicadas, así como de las Facultades de Medicina y Ciencias, además de la Coordinación de la Investigación Científica de la UNAM desarrollaron un índice de vulnerabilidad en México ante la COVID-19


El índice está conformado por variables como la infraestructura instalada de salud y el personal médico disponible, de manera que aquellos municipios que dispongan en menor grado de tales recursos, serán más vulnerables. Otros rubros son el total de camas hospitalarias de cuidados intensivos, y los principales factores de morbilidades asociadas a complicaciones de COVID-19 (diabetes, hipertensión, sobrepeso y enfermedades respiratorias) así como el grado de educación, características de las viviendas (agua, electricidad, drenaje, piso de tierra), condiciones de hacinamiento y la dispersión de la población en el territorio.


Este estudio revela que existen 607 municipios con grado de vulnerabilidad crítico frente al coronavirus, es decir, no tienen ni la infraestructura, ni las condiciones sociales o económicas para resistir a la pandemia; sin embargo, sólo 56 de ellos fueron seleccionadas dentro de la fase inicial de vacunación para personas de la tercera edad.


Dos de esos 607 municipios en situación crítica ante el COVID son de Sinaloa: Elota y Sinaloa. Ninguno de los dos fue incluido en la primera etapa de vacunación.


Dentro de la cuarta transformación no hubo nadie que defendiera a los adultos mayores de Badiraguato, Cosalá, Choix, Elota y Sinaloa.


El grupo parlamentario de Morena en el Congreso de Sinaloa avaló el plan de vacunación del Gobierno federal contra el COVID-19 para adultos mayores que excluye a Badiraguato e incluye a Cuajimalpa, CDMX y a Cunduacan, Tabasco.


La diputada morenista Francisca Abelló Jordá leyó un posicionamiento ante los integrantes de la Comisión Permanente y destacó que “la vacunación contempla a un grupo altamente vulnerable, que comenzó a aplicarse en los 333 municipios más pobres y apartados de los centros urbanos del país”. Cuajimalpa no solo no está apartado de un centro urbano sino está dentro y es parte del mayor centro urbano del país: Ciudad de México.


Con esa declaración, los diputados morenistas cumplieron con sus jefes de la Ciudad de México.


El presidente juró que los municipios pobres y apartados eran su prioridad.


Es mentira, sus prioridades son otras.



Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.





Facebook | Instagram | YouTube