top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

Bancos mexicanos anticipan reducción en tasas de interés de créditos

Redacción Laura**



La Asociación de Bancos de México (ABM) pronostica que, en el corto plazo, las instituciones financieras comenzarán a disminuir las tasas de interés de los créditos concedidos a empresas y familias. Esta medida propiciará un aumento en la demanda de financiamiento, generando así un impulso en la actividad económica nacional, señaló Julio Carranza, presidente de la ABM.


Durante una conferencia de prensa, Carranza subrayó que el escenario económico actual en México es más favorable en comparación con el inicio del año. Con esto en mente, se espera que en los próximos meses la inflación continúe su tendencia decreciente, permitiendo que el Banco de México (BdeM) recorte su tasa de referencia. Dicha tasa, que define el costo de financiamiento para empresas y familias, se sitúa actualmente en su punto más alto con un 11.5%.


“Pese a las elevadas tasas de interés, la banca sigue otorgando financiamiento. Al finalizar 2023, proyectamos un aumento en el crédito de 4.2% en términos reales. En el futuro cercano, anticipamos una reducción en las tasas de interés, lo que traerá un mayor dinamismo en el sector”, destacó el líder bancario.


El gremio financiero indicó que, hace unos meses, las autoridades mexicanas se adelantaron en incrementar la tasa de referencia para contener el aumento inflacionario. Por ello, México estará entre las primeras naciones en experimentar descensos en las tasas de interés, aún antes que las economías avanzadas.


"La estrategia ha sido efectiva. Hacia finales de año, observaremos una tasa de inflación más moderada, lo que facilitará la disminución de las tasas de interés. Las empresas, que han aguardado este momento, se involucrarán más activamente en la solicitud de créditos, resultando en una mayor colocación de financiamiento”, argumentó Carranza.


En cuanto a préstamos de consumo, el presidente de la ABM mencionó que, a pesar de los desafíos económicos recientes, estos mantienen un ritmo saludable. Como prueba, señaló los bajos índices de impagos registrados. “La morosidad está bien gestionada. Aunque en las tarjetas de crédito ha habido un ligero aumento, no es motivo de alarma. Hemos notado un crecimiento en el número de totaleros, indicando un uso prudente de las tarjetas por parte de los clientes”, concluyó Carranza.

0 comentarios

Comments


bottom of page