top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

¿Cómo Afrontas La Vida? Si eres alegre más allá de las dificultades, estás del lado correcto

Redactor: Daniel Lee


Este 1 de agosto es el Día Mundial de la Alegría

¿Sabías que la alegría es un sentimiento relacionado con el bienestar personal y el optimismo ante la vida? Así es, esto a pesar de las adversidades que nos rodean como la violencia, los problemas sanitarios, socioeconómicos o la postpandemia.

Como todas las emociones, no es un estado permanente, sino pasajero, pero puede encauzar hacia ciertas actitudes positivas que influyen para que una persona sea de carácter entusiasta.

“Es algo muy importante de comunicar, de resaltar, como todas nuestras emociones, que no son buenas ni malas, sino que todas forman parte de nuestro repertorio como seres humanos”, así lo señala la profesora de la Facultad de Psicología (PF) de la UNAM, Alejandra López Montoya.

Con motivo del Día Mundial de la Alegría, que se celebra el 1 de agosto, la psicóloga especializada en cuestiones de salud mental explica que se percibe en personas que se sienten con motivación y capacidad para realizar las acciones.

“Es una emoción que tiene características físicas y conductuales, como sonreír, ruborizarse, sentirse energético y motivado para hacer diversas tareas, independientemente de su complejidad”.

Al igual que el enojo o la tristeza tiene una función y ninguna puede ser permanente. “A veces nuestras emociones están interconectadas y la alegría puede ir fluctuando incluso en un mismo día”, aclara.

Lo ideal es que tengamos un equilibrio, donde nos sintamos estables. Quienes tienen este sentimiento de júbilo prevalente tienden a disfrutar de las pequeñas cosas.

“A veces queremos tener un máximo logro para sentirnos bien, pero disfrutar del día a día, de las pequeñas cosas como un amanecer o el hecho de despertar, basta a este tipo de personas alegres para sentirse bien”, resalta.

López Montoya considera que es importante mantener la tranquilidad, saber manejar el estrés, procurar el autocuidado con acciones como realizar ejercicio, alimentarse correctamente y dormir bien. Los seres humanos alegres generalmente saben reconocer qué cosas les motivan y les hacen sentir bien, por ello luchan por obtenerlas.

También tienen la capacidad de solucionar, más que centrarse en los problemas. La manera en la que afrontan la vida cotidiana marca la diferencia en estos individuos, quienes mantienen el optimismo y las actitudes positivas, refiere.

De acuerdo con la experta, es importante educar a las niñas y niños para que sepan que todos los sentimientos son válidos. “No catalogar que un niño debe estar a fuerza alegre, sino enseñarles cuál es la función que cumple cada uno. Por ejemplo, enojarnos nos ayuda a poner límites, a defendernos; pero si lo hago a través de un golpe o una grosería ya no estoy sabiendo controlar mi emoción”.

Alguien que está contento todo el tiempo tampoco es normal, por lo que deben ser equilibrados. “No está mal sentirnos tristes, enojados o con ansiedad, pero podemos promover las actitudes como la alegría para resolver problemas, para afrontar acciones ante la vida cotidiana”, sugiere.

Cuando se habla de salud mental se refiere a saber manejar las emociones y eventos como el estrés, además de mantener la estabilidad en nuestra conducta, comenta.

La psicóloga precisa que la alegría otorga beneficios a la salud: libera tensiones porque es desestresante, aporta energía y, en consecuencia, hay mayor productividad. Al estar alegres se libera dopamina, la cual está ligada a la agilidad mental, por lo que es beneficioso para la concentración.

0 comentarios

Comments


bottom of page