Combustóleo: un reto energético


El combustóleo, su uso, su valor como combustible y sus implicaciones ambientales, requiere de un entendimiento integral para definir la mejor ruta de acción.


El combustóleo es el producto que queda al separar del petróleo gasolinas, diésel, turbosina, gas LP y otros productos. Está integrado por una mezcla de hidrocarburos pesados, sus moléculas tienen más de veinte átomos de carbono y, al ser la parte residual del crudo, dentro de sus componentes se quedan contaminantes como azufre y metales que vienen de forma natural en el crudo.


En el caso de México, el combustóleo que producimos tiene contenidos de azufre superiores a 3.5 % en peso, ya que proviene en su mayoría del crudo Maya, un crudo amargo con alto contenido de azufre. El combustóleo proveniente de crudos dulces tiene menos de 0.5% de azufre en peso. Además, debido al contenido de azufre y al tamaño de sus moléculas, sus gases generan contaminación por óxidos de azufre y partículas.



Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.



Facebook | Instagram | YouTube



1,269 vistas