top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

Construyen inmuebles y deconstruyen inequidad

Redacción: Daniel Lee

Va en aumento el número de albañilas en México; la Facultad de Arquitectura de la UNAM las capacita.


Sobre vigas, entre castillos; empuñando la paleta o la llana; en el milimétrico cálculo con el nivel o el flexómetro; tanto maestras, mamposteras como chalanas, las mujeres en México y en diversas partes del orbe cada vez forman más parte de la fuerza de la construcción.


A través de la Facultad de Arquitectura (FA) de la UNAM, en colaboración con la Escuela Mexicana de la Construcción (EMC) y la empresa Holcim, ofrecen desde 2018 capacitación profesional mediante el curso "Lectura e Interpretación de Planos", el cual es incluyente y cuyo último módulo finaliza el 19 de agosto próximo.


"El perfil que se busca no hace distinción de género, deben ser maestras o maestros que estén ejerciendo como albañiles en la construcción, ese es el perfil de ingreso. La convocatoria de estos cursos es a través de la EMC", informó en entrevista el coordinador de estas actividades y académico de la FA, Jehú Aguilar Paniagua.


La presencia de albañilas en los cursos no es sorpresiva. En la obra, en la práctica, se ha incrementado su participación en esta labor que consiste en edificar el hábitat humano; lo vemos con absoluta regularidad.


El universitario señaló que de 2019 a 2023 se han incorporado 17 trabajadoras a los cursos de "Lectura e Interpretación de Planos" y de "Eficiencia Energética y Confort Adaptativo".


Aunque el curso inició en 2015, hasta 2019 se inscribieron tres mujeres; para 2020 se contó con una; en 2021 la única alumna participó a distancia debido a la pandemia; en 2022 no se realizó por razones sanitarias; y en el primer semestre de 2023 hay ocho.


En cuanto al Curso Híbrido para Profesionales de Albañilería "Eficiencia Energética y Confort Adaptativo" del Proyecto CEELA (Capacidades para la Eficiencia Energética en edificios en América Latina, por sus siglas en inglés), en la primera generación (2022) a distancia hubo tres; en la segunda generación presencial se contó con una.


Tradicionalmente, mencionó Aguilar Paniagua, las maestras y maestros albañiles adquieren el oficio por herencia de sus padres y abuelos. Hay familias completas que se dedican a esta actividad.


"Muchos lo toman como un hecho de que se van a dedicar a eso mismo, algunas y algunos de los maestros tienen estudios escolarizados truncos, algunos con educación media superior eligen esta opción porque no tienen un documento que los acredite como profesionales de la construcción, y entonces esta es una oportunidad muy importante", subrayó.


Participación decidida

Patricia Cervantes Andrade, a sus 56 años, edifica otro futuro para ella y su familia. Después de lo ocurrido por el sismo del 19 de septiembre de 2017, se dedicó por completo a la construcción. Su trabajo en el rubro de protección civil en una alcaldía de la Ciudad de México le exigió contar con un mayor conocimiento técnico.


Ahora, a partir del curso "Lectura e Interpretación de Planos", tengo más conocimientos sobre los elementos estructurales que conforman un inmueble. Antes desconocíamos qué importante es, por ejemplo, el armado de la cimentación, de trabes, castillos, lozas; a qué distancia deben ir los anillos, o el tipo de varilla más adecuada para cada inmueble. "Eso me ha enseñado mucho, ya he tenido participación con algunos maestros para hacer la mezcla y los aplanados. El curso deja muchas enseñanzas, he aprendido mucho", relató.


En mi familia están sorprendidos y creo que felices de tener a una mujer valiente, como tantas otras. Me dicen que elegí mal mi carrera y que debería haber estudiado arquitectura. Si hubiera una manera de obtener una certificación o de estudiar la licenciatura, como me están animando, lo haría.


Deconstruyendo la inequidad

Según los resultados del cuarto trimestre de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2013, en México, la población de 14 años y más ocupada en actividades relacionadas con la albañilería ascendía a poco más de 2.4 millones de personas, en su mayoría hombres (99.6 por ciento); las mujeres representaban el 0.4 por ciento.


Datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (Nueva Edición) indican que, en el cuarto trimestre de 2022, de los 3.1 millones de personas ocupadas como albañiles, el 99.2 por ciento son hombres y el 0.8 por ciento son mujeres. Es decir, se ha registrado un incremento de 0.4 puntos porcentuales entre esos períodos. Con base en estas cifras, se estima que la población de albañilas en México es de 30 mil.


Va en aumento el número de albañilas en México; la Facultad de Arquitectura de la UNAM las capacita.


Sobre vigas, entre castillos; empuñando la paleta o la llana; en el milimétrico cálculo con el nivel o el flexómetro; tanto maestras, mamposteras como chalanas, las mujeres en México y en diversas partes del orbe cada vez forman más parte de la fuerza de la construcción.


A través de la Facultad de Arquitectura (FA) de la UNAM, en colaboración con la Escuela Mexicana de la Construcción (EMC) y la empresa Holcim, ofrecen desde 2018 capacitación profesional mediante el curso "Lectura e Interpretación de Planos", el cual es incluyente y cuyo último módulo finaliza el 19 de agosto próximo.


"El perfil que se busca no hace distinción de género, deben ser maestras o maestros que estén ejerciendo como albañiles en la construcción, ese es el perfil de ingreso. La convocatoria de estos cursos es a través de la EMC", informó en entrevista el coordinador de estas actividades y académico de la FA, Jehú Aguilar Paniagua.


La presencia de albañilas en los cursos no es sorpresiva. En la obra, en la práctica, se ha incrementado su participación en esta labor que consiste en edificar el hábitat humano; lo vemos con absoluta regularidad.


El universitario señaló que de 2019 a 2023 se han incorporado 17 trabajadoras a los cursos de "Lectura e Interpretación de Planos" y de "Eficiencia Energética y Confort Adaptativo".


Aunque el curso inició en 2015, hasta 2019 se inscribieron tres mujeres; para 2020 se contó con una; en 2021 la única alumna participó a distancia debido a la pandemia; en 2022 no se realizó por razones sanitarias; y en el primer semestre de 2023 hay ocho.


En cuanto al Curso Híbrido para Profesionales de Albañilería "Eficiencia Energética y Confort Adaptativo" del Proyecto CEELA (Capacidades para la Eficiencia Energética en edificios en América Latina, por sus siglas en inglés), en la primera generación (2022) a distancia hubo tres; en la segunda generación presencial se contó con una.


Tradicionalmente, mencionó Aguilar Paniagua, las maestras y maestros albañiles adquieren el oficio por herencia de sus padres y abuelos. Hay familias completas que se dedican a esta actividad.


"Muchos lo toman como un hecho de que se van a dedicar a eso mismo, algunas y algunos de los maestros tienen estudios escolarizados truncos, algunos con educación media superior eligen esta opción porque no tienen un documento que los acredite como profesionales de la construcción, y entonces esta es una oportunidad muy importante", subrayó.


Participación decidida

Patricia Cervantes Andrade, a sus 56 años, edifica otro futuro para ella y su familia. Después de lo ocurrido por el sismo del 19 de septiembre de 2017, se dedicó por completo a la construcción. Su trabajo en el rubro de protección civil en una alcaldía de la Ciudad de México le exigió contar con un mayor conocimiento técnico.


Ahora, a partir del curso "Lectura e Interpretación de Planos", tengo más conocimientos sobre los elementos estructurales que conforman un inmueble. Antes desconocíamos qué importante es, por ejemplo, el armado de la cimentación, de trabes, castillos, lozas; a qué distancia deben ir los anillos, o el tipo de varilla más adecuada para cada inmueble. "Eso me ha enseñado mucho, ya he tenido participación con algunos maestros para hacer la mezcla y los aplanados. El curso deja muchas enseñanzas, he aprendido mucho", relató.


En mi familia están sorprendidos y creo que felices de tener a una mujer valiente, como tantas otras. Me dicen que elegí mal mi carrera y que debería haber estudiado arquitectura. Si hubiera una manera de obtener una certificación o de estudiar la licenciatura, como me están animando, lo haría.


Deconstruyendo la inequidad

Según los resultados del cuarto trimestre de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2013, en México, la población de 14 años y más ocupada en actividades relacionadas con la albañilería ascendía a poco más de 2.4 millones de personas, en su mayoría hombres (99.6 por ciento); las mujeres representaban el 0.4 por ciento.


Datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (Nueva Edición) indican que, en el cuarto trimestre de 2022, de los 3.1 millones de personas ocupadas como albañiles, el 99.2 por ciento son hombres y el 0.8 por ciento son mujeres. Es decir, se ha registrado un incremento de 0.4 puntos porcentuales entre esos períodos. Con base en estas cifras, se estima que la población de albañilas en México es de 30 mil.


0 comentarios

Comments


bottom of page