• Tercer Ojo Inform...

Cuidarnos para poder cuidar



Por Deborah Buiza


La columna de hoy, por @deborahbuizacolumnistadh actuar en situa ciones de emergencia, siempre señalan que, de viajar con un menor, la mascarilla de oxígeno que primero debe ponerse es la del adulto responsable y una vez colocada, entonces auxiliar al pequeño. Esta simple práctica puede salvar las dos vidas, de hacerlo al revés es muy probable que ambas vidas se pierdan.


En el día a día, si estas a cargo del cuidado de alguien más, considera el colocarte primero la mascarilla de oxígeno, es decir, coloca como prioridad tu auto cuidado.


Tarea por demás difícil porque el tiempo cuidando personas, gestionando recursos y atendiendo demandas de todo tipo consume al máximo las limitadas energías con las que disponemos, por lo que de manera recurrente lo primero que se deja de lado y después se olvida es procurarse hasta de lo más básico.


Todo empieza a verse peor, a sentirse más pesado y complicado si no has comido, si no has dormido lo suficiente, si estás deshidratado, si no te has atendido ese dolor o malestar, si no ha habido espacio para hacer algo que te guste, si vas acumulando pendientes emocionales, si te dejas al último.


Si tú procuras cuidarte y te encuentras en las mejores condiciones posibles física, mental y emocionalmente podrás enfrentarte a los distintos retos cotidianos con mayor energía, confianza y disposición, y obtener mejores resultados, por lo que vale la pena invertirse lo que sea necesario para estar en la mejor forma.


¿Cuesta trabajo? Si, no sólo porque la dinámica te jala y fácilmente de olvidas de ti (hasta que algún foco rojo se prende), sino porque en muchas ocasiones privilegiamos el cuidado de los demás por encima del nuestro, sin considerar que si nosotros no estamos bien poco podremos hacer por los que tenemos bajo nuestro cuidado.


Si estás a cargo del cuidado de alguien más al menos una vez al día tómate cinco minutos para revisar cómo te sientes y preguntarte qué necesitas para estar más cómodo, y al finalizar el día vuelve a revisar qué cosas hiciste para cuidar de ti.


No te dejes al último, ni para más tarde. Tu cuidado es muy importante.

Y tú ¿qué haces para cuidar mejor de ti?


La columna de hoy, por @deborahbuizacolumnistadh


Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.


Facebook | Instagram | YouTube

1490 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo