El 25 de cada mes: Día Naranja, para que se nos grabe

Y ni siquiera cobro.

Y ni siquiera puedo tener

caprichos en la cama.

Son todos unos tales.

¿Que por qué lo hago?

Porque me siento sola.

O me fastidio.

Rosario Castellanos

Kinsey Report

Por José Manuel Rueda Smithers


Hay cosas que no podemos dejar pasar, y menos cuando en México existe un problema que crece pero se calla una y otra vez tratando de frenar el interés de los medios por difundirlo. Poco hacen las autoridades para solucionarlo o, al menos, para hacer cultura en ello.


Es un problema sí, y es de incultura pero, sobre todo, de rechazo al papel cada vez más importante que juegan las mujeres en la vida económica y social del México moderno y que, si nos aplicamos para erradicarlo, lograremos mejores niveles de civismo y respeto.


El Día Naranja busca movilizar a la opinión pública y a los gobiernos para emprender acciones concretas de promoción y fomento a la cultura de la no violencia contra las mujeres. La elección del naranja responde a que es un color que representa el futuro brillante y optimista para las mujeres y niñas, libre de violencia.


México es uno de los países más afectados por la violencia de género. Sólo en 2020 se registraron 967 feminicidios, según datos oficiales.


El propio presidente López rechaza que exista como problema; lo minimiza y voltea la vista hacia aquello que no le representa conflicto. Todo lo que rechazó y criticó durante 18 años, de pronto lo descalifica como campaña de los conservadores o simples críticas sin razón.


Se atreve a decir que, sólo para atacarlo, “quienes provocaron la crisis de México ahora se dicen y actúan como feministas, ambientalistas y defensores de los derechos humanos”. ¿Así o más caradura e irresponsable?


El caso es que el 25 de cada mes se conmemora el Día Naranja en todo el mundo, un día para actuar, concienciar y prevenir la violencia contra las mujeres y las niñas. El Día Naranja busca movilizar a la opinión pública y a los gobiernos para emprender acciones concretas para promover y fomentar la cultura de la no violencia.


En México, desde el 14 de junio de 2012, el Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó la incorporación del delito de feminicidio en el Código Penal Federal.


El 25 no es un día para celebrar, sino para meterlo en la mente de niños y jóvenes, y así crezcan con respeto y, sobre todo, conciencia de aquello que es un concepto serio.


La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Gobernación desde 2009 (una de esas entidades que la 4T busca suprimir bajo el muy pobre argumento de ahorrar recursos), maneja “algunas cifras sobre la violencia contra las mujeres en México y el mundo”:


· Según la CEPAL, cada año 64 mil mujeres y niñas son asesinadas en el mundo.

· 14 de los 25 países con mayor número de feminicidios están en América Latina y el Caribe (CEPAL).

· En México, cada día son asesinadas 9 mujeres (INEGI).

· 43.9 por ciento de las mujeres en México ha enfrentado agresiones del esposo o pareja actual, a lo largo de su relación, y 53.1 por ciento sufrió violencia por parte de algún agresor distinto a la pareja. (ONU Mujeres México)


Tampoco se trata de sobredimensionar las cosas pero, de acuerdo con datos de la propia Segob, vivimos una crisis en cuanto a violencia de género porque:

  • 6 de cada 10 mujeres han vivido algún tipo de violencia.

  • 8 de cada 10 mujeres sienten temor a ser agredidas física o verbalmente al transitar por las calles.

  • En el país, cada día 32 niñas de entre 10 y 14 años se convierten en madres, víctimas de violación.

  • En el ámbito escolar, 1 de cada 4 mujeres ha sufrido violencia.

  • Y cada año en México son asesinadas aproximadamente 3,800 mujeres, niñas y adolescentes.

Nombrada Campaña Naranja ÚNETE, los días 25 de cada mes forman parte de una idea puesta en marcha en 2008 por el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas y tiene como objetivo generar conciencia para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres y niñas.


La campaña lleva 13 años en marcha; es cosa de entenderlo y hacerlo como algo natural, normal y propio. Ya ha pasado mucho tiempo para ello.


Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.


Facebook | Instagram | YouTube