El agua es vida

Por Araceli Mendoza


¡Una gran noticia! Las organizaciones ambientales se congratulan por la aprobación de la NOM-001-SEMARNAT-2021, que actualiza la regulación de las descargas de aguas residuales.


Los colectores ya son insuficientes y reciben descargas mucho mayores de las esperadas, por el crecimiento de la población y de las actividades económicas. Desde 1996 no se había revisado la Norma Oficial Mexicana, que entre otras cosas establecía una temperatura máxima de 40 grados y hoy debe ser de 35.


El 27 de agosto, el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Comarnat) dio a conocer esta nueva NOM, la cual es muy urgente se ponga en marcha, porque los colectores ya tienen problemas para recibir aguas residuales contaminadas.

Con base en los resultados de la Red Nacional de Medición de Calidad del Agua, se ha identificado que, al medir la calidad del agua de los cuerpos receptores con los parámetros habitualmente utilizados, como la demanda bioquímica de oxígeno durante cinco días, hay un subregistro del nivel de contaminación.


Pero en todos los ríos, y un ejemplo es el Tula, durante muchos años se ha manifestado el exceso de contaminantes que, finalmente, hace unos días, ocasionó la tragedia de generar graves inundaciones, de aguas negras en la población, y ya se habla de las posibilidades de un brote de cólera.


La NOM-001-SEMARNAT-2021 se publicará en el Diario Oficial de la Federación y sustituirá a la que estuvo vigente durante 25 años. Esto quiere decir que todos estos años creció la problemática contaminante de los ríos.


Ya en una columna anterior me referí al Lago de Guadalupe, totalmente abandonado por el municipio de Atizapán y el gobierno del Estado de México, donde la calidad de oxigenación es terrible. Es importante utilizar el parámetro de carbono orgánico total ya que permite obtener resultados más confiables.


La toxicidad es un parámetro integrador que señala la existencia de sustancias reguladas o no o mezclas de ellas en una descarga que puede provocar daños a la salud humana o al medio ambiente.


La medición de la toxicidad en las descargas de aguas residuales es muy importante para prevenir los riesgos ambientales y evitar análisis de una gran cantidad de sustancias que actualmente son vertidas a los cuerpos de agua sin estar caracterizadas ni normadas. Todo esto ha sido gracias a la permisividad producto de una corrupción cuyas consecuencias hoy vemos.

¿Cuál será el beneficio al modificar la norma? Disminuirán los gastos relacionados con la atención de los impactos de la contaminación del agua a la salud y al ambiente, y podría revivir a los sectores pesquero y turístico, generadores de empleos.


Este pronunciamiento fue suscrito por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), Environmental Law Alliance Worldwide (ELAW), Centinelas del Agua y Healthy Reef Initiative.


quehaydenuevoviejo760@yahoo.com.mx


Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.


Facebook | Instagram | YouTube