top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

El financiamiento de las campañas políticas en 2024


El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó el pasado 25 de agosto, el Acuerdo mediante el cual se establecen entre otros temas, las cifras del financiamiento público ordinario y de gastos de campaña de los partidos políticos para 2024, para quedar como sigue:



Para la elección federal de 2024, se están perfilando algunos partidos políticos para solicitar en su momento el registro ante el INE por lo menos de dos coaliciones, a continuación, plantearé un escenario con alta probabilidad de que se materialice en el cual se identifica que contendrán y postularán candidatas y candidatos a la presidencia de la República y el resto de los cargos federales para 2024, por una parte, MORENA y sus hoy aliados el PT así como el PVEM. Por otra parte, para el mismo fin, están los partidos PAN, PRI así como el PRD. Por último, se encuentra MC, quien ha asegurado en palabras de su dirigente nacional Dante Delgado Ranauro, que postulará candidatos sin coaligarse con partido político alguno.


De esta manera, en un escenario de dos coaliciones totales y un partido político por separado, los ingresos que por concepto de gastos de campaña estarían orientados a sustentar sus candidaturas, se distribuirían de la siguiente manera:


COALICIÓN 1



COALICIÓN 2



UN SOLO PARTIDO POLÍTICO


El referente de cada partido político y coalición para presupuestar sus campañas políticas en todo momento es el tope de campaña de las elecciones en las cuales van a contender, de tal suerte, que ya definidos los montos de financiamiento público, es posible realizar el cálculo de los topes de las campañas de Senadores de la República, Diputados Federales así como la campaña Presidencial, a reserva de que lo haga en su oportunidad formalmente el Consejo General del INE.


¿Cuáles serán los topes de la campaña Presidencial y del resto de los cargos federales, Diputados y Senadores de la República?


El tope de la campaña presidencial será el equivalente al 20% de la suma del financiamiento de campaña de todos los partidos políticos para el 2024, de manera que si la suma de dicho financiamiento asciende a $3,304,893,614, el equivalente al porcentaje señalado es de $660,978,722.80, cifra que representará el tope de campaña de la elección Presidencial.


El tope de campaña de la elección para Diputado Federal entonces se calcula dividiendo el tope de la campaña Presidencial entre 300, que es el número de Diputados de Mayoría Relativa, por lo que el tope de campaña por cada candidato a Diputado Federal ascenderá a $2,203,262.40.


En el caso de las campañas para el cargo de Senador de la República, el monto por candidato a Diputado se multiplica por el número de Distritos Federales que hay en cada Entidad Federativa, con un límite de 20 por entidad, no obstante que algunas entidades superen el número de distritos federales, tomaré el ejemplo de Aguascalientes, que tiene 3 Distritos Federales, en cuyo caso, deberá multiplicarse el número de Distritos Federales (3) por el tope de la campaña de Diputado Federal, ($2,203,262.40) lo que da un total de $6,609,787.20, excepción hecha de aquellas entidades que superen los 20 distritos como el caso de Ciudad de México (22) y Estado de México (40), en cuyo caso, deberán multiplicarse por 20 distritos como límite en cada caso y que al sumar los topes de campaña de todas las elecciones federales con las particularidades descritas, nos da un resultado de $612,506,947.20.


De manera que quedará definido el tope por cada fórmula de la siguiente manera:



*El caso de Ciudad de México y Estado de México, al superar los 20 Distritos Electorales Federales, para el cálculo del Tope de Campaña del cargo de Senador de la República, deberán considerarse como límite 20 distritos


El tope de campaña es el referente máximo de gasto que los partidos políticos y coaliciones pueden erogar en cada tipo de campaña, en este caso, cada Campaña Federal.


Si sumamos los topes de los tres tipos de Campañas Federales del próximo año, quedan resumidos de la siguiente manera:


El contexto de las campañas en un escenario de Coalición Total como se delimitó para este ejercicio para la COALICIÓN 1, con la suma del financiamiento de campaña que tendrían los 3 partidos políticos, alcanzarían a financiar por igual todas sus campañas políticas a un 60.12% de los topes de campaña, considerando todos los cargos federales.


En un escenario delimitado de igual forma como coalición total para la llamada COALICIÓN 2, con la suma del financiamiento de campaña que tendrían los 3 partidos políticos, alcanzarían a financiar por igual todas sus campañas políticas a un 56.94% de los topes de campaña, considerando todos los cargos federales.


El caso del partido que ha señalado que postulará a un candidato sin coaligarse con ningún partido político, con su financiamiento de campaña, alcanzaría a financiar por igual todas sus campañas políticas a un 12.68% de los topes de campaña, considerando todos los cargos federales.


Por supuesto, que las condiciones de competencia son muy diferentes desde el punto de vista de financiamiento para un partido que ha decidido ir solo en la postulación del cargo de presidente de la República en comparación con los partidos que con una alta probabilidad participarán en las campañas políticas en 2 coaliciones totales, por supuesto, en el escenario definido para el presente artículo, por lo que, pensando que MC esté en condiciones de ser competitivo, tendría que renunciar a postular candidatos para otros cargos que no sea el de presidente de la República y en caso de decidir hacerlo, quizá organizar un par de eventos muy discretos, el de arranque y el de cierre en cada caso para otros candidatos a cargos menores que decidiera postular en alguna parte de la geografía del país (Jalisco, Nuevo León y Campeche).


Siguiendo esa definición, para el cargo de presidente de la República, si todo su financiamiento de campaña lo destinara a la campaña presidencial, estaría en condiciones de presupuestar y gastar el 100% de su financiamiento de campaña, lo cual representaría un 48.89% del tope correspondiente, sin dejar recurso alguno para postular candidatos a otros cargos.


En el diseño de un escenario de presupuestación, como el que se menciona o cualquier otro, no hay impedimento alguno en destinar de su financiamiento ordinario mayor cantidad de recursos a una o varias campañas federales o inclusive a nivel estatal, realizando conforme a la ley, las transferencias correspondientes en tiempo y forma, sin embargo, esa posibilidad la tienen todos los partidos políticos, coaligados o no, lo que, en términos reales, no representaría ninguna ventaja competitiva.


Por otro lado, constituye una costumbre de los partidos políticos y coaliciones que postulan candidaturas, que destinen mayor porcentaje de financiamiento a sus campañas que estratégicamente consideren que tienen mayor posibilidad de ganar en comparación de otras, lo cual, puede -en buena medida, en escenarios ya particulares-, definir presupuestos que otorguen mayor ventaja a una campaña en comparación a otra u otras, sin embargo, ese trabajo ya depende de cada partido político y de su estrategia de financiamiento, dado que también puede incorporar sin duda alguna, no tan sólo fuentes de financiamiento público ordinario, sino también fuentes de financiamiento privado.


Decidir postulaciones de candidatos o candidatas en condiciones de desventaja presupuestal, no es recomendable a ningún partido político, coalición, ni mucho menos a una candidata o candidato, porque las posibilidades de competencia real en el territorio, publicidad y redes sociales, por mencionar algunos rubros de gasto, tendría muchas implicaciones con resultados poco alentadores.


Otra posibilidad es que un partido que postule un candidato a la presidencia de la República sin coaligarse con otro u otros partidos políticos, presente a un candidato o candidata que sea ampliamente conocido en todo el país, un o una gigante luchador o luchadora social, con un grado de aceptación muy alto y que sea un candidato o candidata natural, tan bueno, que con poco presupuesto sea capaz de atraer los votos de la ciudadanía como para ser competitivo ante los candidatos o candidatas de los partidos coaligados que tendrán porcentajes importantes de financiamiento, no tan sólo para la campaña presidencial, sino para el resto de sus campañas federales.


Así como el escenario planteado en este artículo, por supuesto es válido que se realicen otros ejercicios para intentar explicar desde el punto de vista presupuestal si el financiamiento de las campañas políticas para el próximo año es poco dinero, seguramente en la visión de MC o si es suficiente en la visión de las dos coaliciones que en su momento se registrarán para postular candidatos y candidatas.


Será interesante esperar en su momento a conocer los resultados electorales e identificar qué tipo de correlación existe entre el financiamiento público y los resultados, pero eso será objeto de un análisis particular, que en su oportunidad lo pondré a su consideración.


En cualquier sentido, lo que debe ocurrir es que todos los partidos políticos y coaliciones, así como candidatos y candidatas postulados para todas las elecciones federales, estatales y municipales, NO acudan a fuentes ilegales de financiamiento, hacerlo sería inadmisible por el respeto a la Constitución, a las instituciones y a la población en general, cuanto más al considerar que los montos del financiamiento público son muy elevados y parecen suficientes.


Sirva el presente ejercicio, como una propuesta de análisis ciudadano de lo que viene en el 2024.


Mtro. Antonio Horacio Gamboa Chabbán

Presidente del Colegio de Abogados de América Latina COTAL, A.C.

Director General de Evidens, S.C.

0 comentarios

Comments


bottom of page