• Tercer Ojo Inform...

El gobierno alerta sobre embarazos adolescentes, hay cada mil por día

NOTA

Mayte Mendoza Cerón ANCOP



El embarazo que existe entre niñas y adolescentes cada día se vuelve más preocupante en México por ello el gobierno de México prendió las alertas el día de ayer 27 de octubre del presente año. Aunque México cuenta con una estrategia para disminuir los casos, ésta solo ha logrado bajar 0.07 por ciento en los últimos dos años, ya que la Secretaría de Gobernación ha registrado mil embarazos adolescentes e infantiles al día.


El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas, advirtió, que, en un año, el país registró 373mil 413 embarazos en ambos sectores de los cuales 364mil 537 se dieron en jóvenes de 15 a19 años.


Al presentarse diversas estadísticas poblacionales y políticas de atención el funcionario señaló que uno de los objetivos fundamentales actualmente es enforcarse en la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente (Enapea), pues los datos son considerados muy preocupantes.


Dicha problemática no sólo implica el embarazo de las jóvenes niñas mexicanas, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud el número de casos de menores entre 10 y 19 años que han padecido alguna morbilidad materna extremadamente grave se incrementó 28.2 por ciento en enero hasta este 27 de octubre en comparación con el periodo similar 2021.


Según la encargada de este registro, Dirección General de Epidemiología, el año pasado se documentaron 126 casos de morbilidades en niñas de 10 a 14 años, y en este 2022 ya suman 164.


EL coordinador del proyecto Tejiendo Redes Infancia en América Latina y el Caribe, Juan Martínez Pérez García, consideró que la persistencia de los casos de embarazó en menores de edad es un problema de salud púbica, derivado de la desprotección que viven las menores, acompañado de la ausencia de políticas públicas preventivas en poblaciones vulnerables. Un tercer factor sería la impunidad normalizada, pues gran parte de los embarazos son producto de relaciones entre menores y un hombre mayor de edad, a pesar de que esto es un delito.


Es importante exigir a las niñas que pasan por estos casos que no abandonen la escuela, acercarles a servicios de salud sexual, ayudarles a tener redes de apoyo con otras mujeres que les den la oportunidad de visionar que hay más alternativas.


Para Juan Martín Pérez García, el problema es de salud pública, en el que existe una responsabilidad compartida del Gobierno, en la que la sociedad e instituciones tienen la obligación de priorizar el interés superior de la niñez y de que las menores tengan derecho a una vida libre de violencia sexual y a decidir sobre su futuro.



Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.


Facebook | Instagram | YouTube


3 visualizaciones0 comentarios