top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

El peso mexicano enfrenta desafíos en 2024 debido a conflictos en Medio Oriente y tasas en EE. UU.

Redactor: Joel Charles



A pesar de la depreciación experimentada desde agosto, que ha llevado al dólar a cotizar por encima de las 18 unidades, los expertos en finanzas insisten en que el peso mexicano se mantiene como una moneda sólida y con un valor justo. Sin embargo, factores clave como el aumento de tasas de interés en Estados Unidos, el conflicto en Medio Oriente, el Paquete Económico de 2024 y el ruido electoral próximo podrían ejercer presión sobre el peso en los próximos meses y durante el año 2024.


Guillermo Mateos, director de Soluciones en Divisas y Derivados en Banco Base, destaca que estos cuatro factores serán fundamentales para determinar el rumbo del peso frente al dólar. De entre ellos, las tasas de interés en Estados Unidos representan el factor más influyente. Aunque se había previsto un ciclo de disminución en las tasas, los indicadores económicos en EE. UU. sugieren una fortaleza inesperada, lo que podría llevar a un aumento de tasas en ese país mientras México mantiene las suyas, reduciendo así el atractivo de inversiones en territorio mexicano y debilitando la moneda local.


Según Mateos, si se asignara un porcentaje de importancia a cada uno de los factores, las tasas de interés representarían el 40 por ciento, seguido por el ruido electoral con un 30 por ciento, el conflicto en Medio Oriente con un 20 por ciento, y el Paquete Económico con un 10 por ciento.


A pesar de la depreciación observada en los últimos meses, el peso mexicano ha ganado un 6.48 por ciento en lo que va del año, cotizando en 18.2438 unidades por dólar. Esta apreciación lo coloca como la segunda moneda con mayor fortaleza frente al dólar en 2023, solo superada por el peso colombiano.


Luis Adrián Muñiz, subdirector de Análisis Económico en Vector Casa de Bolsa, enfatiza que el diferencial de tasas de interés entre México y Estados Unidos es el factor principal que explica la fortaleza del peso. La alta tasa de interés nominal en México atrae inversiones y contribuye a la apreciación del peso.


Erick Martínez, estratega de Tipo de Cambio en Barclays, coincide en que el diferencial de tasas y los flujos de remesas son elementos clave que han fortalecido al peso, junto con la percepción positiva sobre México con relación al "nearshoring" o la relocalización de empresas.


Mateos advierte que un segundo factor que podría influir en el tipo de cambio es el ruido electoral a medida que se definan candidatos y proyectos económicos. En cuanto al conflicto en Medio Oriente, señala que, aunque aún no ha tenido un gran impacto en el tipo de cambio, existe el riesgo de escalada que podría generar aversión al riesgo y una mayor demanda de dólares.


En relación con el Paquete Económico de 2024, se destaca la preocupación por el alto déficit fiscal propuesto, lo que podría influir en la percepción de inversionistas y calificadoras de riesgo.

Este miércoles, el peso mexicano perdió un 1.26 por ciento frente al dólar debido a la aversión al riesgo provocada por el conflicto en Medio Oriente y las preocupaciones sobre tasas de interés más altas. Otras monedas, como la corona sueca, el rand sudafricano y el real brasileño, también se depreciaron.


La depreciación del peso desde agosto se ha atribuido a factores globales, como el aumento de las tasas de bonos del Tesoro estadounidense, el alza del petróleo y las tensiones geopolíticas.

A pesar de estos desafíos, los analistas creen que los fundamentos de la economía mexicana, incluyendo las remesas y el "nearshoring", seguirán siendo atractivos para inversionistas. Se proyecta que el tipo de cambio podría cerrar el año en un rango de 16.50 a 18.50 pesos por dólar, lo que sugiere que el peso podría mantener su fortaleza en el futuro cercano.



Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.


0 comentarios

Comments


bottom of page