top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

El Tren Maya se expande: conexiones ferroviarias con CDMX, Guadalajara y Monterrey en el horizonte

Redactor: Joel Charles

El Tren Maya se expande: conexiones ferroviarias con CDMX, Guadalajara y Monterrey en el horizonte

El Tren Maya, uno de los proyectos de infraestructura más ambiciosos de México, está a punto de ser inaugurado.


El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ya está mirando hacia el futuro para conectarlo con otras vías férreas clave en el país al anunciar que se encuentra elaborando un memorándum que será enviado a los concesionarios de las vías férreas existentes, con el propósito de explorar la posibilidad de utilizar estas rutas para futuros trenes de pasajeros, con el objetivo de enlazar el Tren Maya, cuya inauguración está prevista para el próximo mes de diciembre.


El Tren Maya, con una extensión de más de mil 500 kilómetros y que atravesará cinco estados del sureste de México, inicialmente se conectará con el Tren del Istmo. Para lograrlo, el gobierno federal está construyendo dos ramales fundamentales: la línea FA, que unirá el puerto de Coatzacoalcos en Veracruz con Palenque en Chiapas; y la Línea K, que conectará Ixtepec en Oaxaca con Ciudad Hidalgo en Chiapas.


Al menos tres empresas, Ferromex, Ferrosur y Kansas City Southern de México (KCSM), cuentan con concesiones para operar vías férreas que podrían enlazar exitosamente al Tren Maya con las ciudades más importantes del país, como la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. Según el presidente López Obrador, la infraestructura básica ya existe, y lo que se necesita es una actualización de las vías ferroviarias.


El mandatario explicó durante su conferencia matutina del 17 de octubre que "nosotros vamos a dejar (tren) hasta Medias Aguas, adelante de Coatzacoalcos (...) pero que, de Medias Aguas, a Veracruz en tren; y de Veracruz a la Ciudad de México; y de México a Querétaro, a San Luis Potosí, a Nuevo León, y a Nuevo Laredo y a Guadalajara".


En caso de que esta iniciativa del gobierno federal prospere, las vías concesionadas a Ferrosur conectarían al Tren del Istmo con urbes de gran importancia, como Puebla y la Ciudad de México, según un mapa compartido por la Secretaría de Infraestructura Comunicaciones y Transportes (SICT). Cabe destacar que el Tren México-Veracruz fue la primera línea ferroviaria en el país, inaugurada en 1873.


Por otro lado, las concesiones otorgadas a Ferromex y Kansas City Southern de México (KCSM) permitirían conectar la Ciudad de México con Guadalajara y Monterrey. Con esta visión de la administración de López Obrador, los trenes de pasajeros recuperarían su relevancia a nivel nacional, permitiendo viajar desde Monterrey o Guadalajara hacia el Tren Maya, que ofrece acceso a ciudades como Mérida y Cancún, además de numerosos destinos turísticos y zonas arqueológicas.


Esta propuesta de AMLO también tiene en cuenta otros aspectos clave, como la presencia de una fábrica de trenes en Ciudad Sahagún, Hidalgo, lo que impulsaría la economía y la creación de empleos en el país. Además, se resolvería el problema del transporte de pasajeros a nivel nacional y se contribuiría a reducir las emisiones contaminantes, recuperando la tradición ferroviaria que fue interrumpida durante el gobierno de Ernesto Zedillo (1994-2000) cuando se otorgaron las concesiones y se privatizaron las vías férreas.


¿Por qué desaparecieron los trenes de pasajeros en México?

La "desaparición" de los trenes de pasajeros en México fue resultado de una serie de iniciativas para privatizar las vías férreas y otorgar concesiones a empresas privadas. En 1992, el gobierno de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) recibió asesoramiento de un grupo de expertos del Banco Mundial para privatizar el sistema ferroviario en México. En 1994, se otorgó la primera concesión a TFM (hoy KCSM).


Sin embargo, fue el expresidente Ernesto Zedillo quien completó la privatización de los trenes de pasajeros y otorgó concesiones por hasta 50 años. Ferrocarriles Nacionales de México (FNM) continuó operando hasta 1999, cuando finalmente cesó sus operaciones. Incluso en esa fecha, todavía existían ramales operativos en las cercanías de la Ciudad de México.


El proceso privatizador dio lugar a la creación de empresas como Ferrosur y Ferromex, con la participación de otras compañías como Union Pacific e ICA. FNM fue liquidada, conservando únicamente el ramal Coatzacoalcos-Salina Cruz, donde ahora se está construyendo el Tren del Istm


0 comentarios

Comments


bottom of page