Ellos son los científicos privados que dejarán de recibir apoyo del Conacyt

Con el nuevo reglamento del SNI, los investigadores de instituciones de educación superior privadas dejarán de recibir el apoyo económico.

Por años han contribuido al desarrollo de la ciencia y tecnología, así como el desarrollo de vocaciones científicas en nuestro país, pero a partir del próximo año dejarán de recibir el estímulo que les otorga pertenecer al Sistema Nacional de Investigadores (SNI).


Se trata de los científicos de instituciones de educación superior privadas que con el nuevo reglamento del SNI, modificado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), dejarán de recibir el apoyo económico.


Uno de ellos es el doctor Salvador Elías Venegas Andraca, profesor del Tecnológico de Monterrey, donde dirige el Grupo de Procesamiento Cuántico de la Información. Doctor en Física por la Universidad de Oxford y fundador de la computación cuántica en México.


El especialista ha creado un grupo de trabajo que colabora con AstraZeneca para el uso de cómputo cuántico que será aplicado por la farmacéutica a la bioinformática cuántica, herramienta para el diseño de nuevos medicamentos.


El científico nivel II del SNI, con una prolífica promoción del cómputo cuántico en YouTube, advirtió que el nuevo reglamento es discriminatorio y provocará una inminente fuga de cerebros.


"El problema que vamos enfrentar a nivel personal, es no recibir el estímulo, lo cual es claramente un acto de discriminación que está en contra y es violatorio del primer artículo de la Constitución".
"Tendré que buscar cómo obtenerlo por otros medios, por ejemplo, haciendo consultoría, lo que tendrá un impacto directo en el tiempo que dedico a la investigación. Pero la afectación más grande, es que el Estado mexicano ha decidido que haya ciudadanos de primera y de segunda, lo que sentará un precedente social. México dejará de ser una opción para quedarse en la investigación, ya hay colegas que consideran ir a otros países como Canadá, por ejemplo", señaló.

El SNI es un estímulo que fue creado creado en 1984 como un programa paliativo para recuperar los salarios académicos y para evitar la fuga de cerebros; inicialmente fue para el sector público. En 1988 se modificó para dar cabida a los investigadores de las universidades privadas con un porcentaje del estímulo; en 2014 se firmó un convenio para cubrir la totalidad de los estímulos económicos.


Cuestionan SNI a funcionarios

Los cambios al reglamento publicados la semana pasada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) permiten que miembros del SNI que tienen un cargo en el gobierno puedan recibir el apoyo económico.

De esta manera, funcionarios como la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval; la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum; Hugo López- Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud; y dentro del propio Conacyt, la directora del consejo, María Elena Álvarez-Buylla, podrían tener acceso al estímulo que les otorga su nivel de investigador. Ello, sin necesidad de realizar publicaciones científicas, dirigir trabajos de grado o dar clases en alguna institución de educación superior, como lo hacen el resto de los integrantes del SNI.

"¿Cómo es posible que la jefa de gobierno que no hace investigación, por la sencilla razón que está de tiempo completo trabajando para la Ciudad de México, el SNI significa sistema nacional de investigadores, no de aviadores, ni de paleros, si el SNI es de investigadores es porque investigamos y es imposible que un funcionario como María Elena Álvarez-Buylla, Claudia Sheinbaum, Irma Sandoval, no pueden estar haciendo investigación porque sus encargos son de tiempo completo", cuestionó Venegas Andraca.

Otro científico con grandes aportaciones para este país es Jorge Welti Chanes, profesor investigador del Tec de Monterrey, nivel III del SNI, quien por más de 30 años se ha dedicado a generar soluciones para los procesos de conservación y mejoramiento de nutrientes en los alimentos.


El doctor en Ciencias Químicas en el área de tecnología de alimentos fundó, dentro del TEC, la Cátedra Alpura y a través de ésta pudieron crear leche con alto contenido en proteína y calcio. A partir del próximo año dejará recibir el estímulo.


Para el doctor Miguel Ángel Méndez-Rojas, profesor de tiempo completo del departamento de Ciencias Químico-Biológicas de la Universidad de las Américas Puebla y divulgador de la nanotecnología lamentó que "pecado trabajar en el sector privado".

"Han sido ya casi 20 años de trabajo en México, despertando vocaciones científicas, para impulsar las capacidades científicas y tecnológicas de jóvenes con amor por la investigación. La discriminación a la que hoy Conacyt nos sujeta al no reconocer igualdad de derechos es injusta", finalizó.

Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.



Facebook | Instagram | YouTube