top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

¡Feliz Año Nuevo! ¿En octubre?




Por Deborah Buiza


Para mí el “Año nuevo” es el día de mi cumpleaños, por supuesto que también celebro el “Año nuevo” el 1 de enero y si me acuerdo, también cuando se celebra el “Año nuevo chino”, y es que me gusta pensar que en la vida uno puede darse la oportunidad de “cerrar” y “abrir” ciclos, regalarse momentos para la reflexión, el agradecimiento y la celebración por lo experimentado, todas las veces que uno quiera o de la manera que a uno le parezca más significativo.


Pienso que uno puede hacerse los días tan especiales como se puedan o no, hacerlos de lo más común, gris e insípido que se pueda, y los cumpleaños no son la excepción.


Cumpleaños que pasan inadvertidos, tristes, sin fu ni fa. Cumpleaños ruidosos, escandalosos, glamorosos. Cumpleaños muy acompañados, en familia. Cumpleaños en soledad. Cumpleaños de viaje. Cumpleaños de mucha paz y conexión íntima. Cumpleaños con una gran logística. Cumpleaños a la aventura y sin expectativas. Grandes celebraciones de cumpleaños. Celebraciones en petit comité de cumpleaños.


Aunque compartas el día de cumpleaños con muchas otras personas cumpleañeras, en tu mundo, ese día es ¡Tu día!


¿Qué recuerdas de tus cumpleaños? ¿Cómo te gustaría celebrarte?


Algunas personas esperan que la celebración sea organizada por el exterior (la familia, los amigos, la pareja, etc.) e incluso se entristecen o lo toman a mal cuando eso no sucede, sin embargo, y aunque se disfruta y se aprecia muchísimo cuando se tienen consideraciones y detalles que lo halagan a uno como festejado y se siente uno amado y consentido, me parece que el principal promotor de la celebración debería ser el mismo cumpleañero.


¡Es tu día! ¡Es tu vida!


¿Cómo te consientes y te dices “feliz cumpleaños?” ¿Qué te regalas en ese día especial?


Yo apenas hace algunos pocos años empecé a disfrutar mucho mis cumpleaños, pero no siempre fue así.


Hubo años en los que me entristecía muchísimo y hubiera preferido “brincar” ese día como si no hubiera existido, y es que hacía un “recuento” en el que salía mal parada, me parecía que había hecho muy poco en comparación con lo que en mi cabeza pensaba que ya debería haber hecho o en la comparación con lo que otros habían logrado hasta ese momento.


Con el paso de los años fui entendiendo que no existe un “check list” que cumplir más que el tuyo y que aun así hay cosas que pasaron o que no pasaron porque estaban fuera de tus manos, que hay cosas que requieren más tiempo u otros recursos que los que podemos imaginar, y que a veces a pesar de uno las cosas son cuando pueden ser y no necesariamente cuando uno las desea.


En todos estos años hay cosas que no pasaron, otras tardaron mucho pero mucho en llegar pero al final si llegaron (incluso cosas que ya había dado por perdidas), hay cosas que tuve que dejar ir y hubo otras que no imaginaba y que incorporé y ha sido maravilloso.

Algunos años me frustré y me entristecí porque la celebración no fue organizada por mi entorno, hoy entiendo que la que está de festejo soy yo, es mi vida y los días y mi fiesta es lo que yo quiero que sea, así que trato de procurarme días maravillosos con las personas que amo, haciendo cosas que me gustan y consintiéndome con las cosas que me gustan.


Con el paso de los años me estoy encontrando más compasiva, comprensiva y flexible conmigo misma, parece que me voy conociendo más, me quiero más y me estoy cuidando mejor, estoy haciendo las paces con lo que fue y tomándome el tiempo de estar más en el presente para no preocuparme de más con el futuro, creo que ahora me gusto más y eso me ha permitido sentirme cómoda y feliz cumpliendo años, pero tarde muchos años para llegar aquí.


Hoy por hoy me gusta celebrar casi todo octubre que es el mes en el que nací, y todo lo que surja en ese mes lo considero parte de esa celebración, lo que pueda comprarme lo tomo como parte de mis regalos y lo que pueda compartir con quienes pueda compartir para mi es parte del festejo, todo cuenta y todo suma a la celebración cumpleañera, yo hago de mi cumpleaños un “Fest”.


Este año cumplí 40+4 y este año agradezco y celebro, entre muchas cosas, el privilegio de poder compartirte estas líneas y tu presencia al leerme, ¡muchas gracias por estar aquí!

Y tú, ¿cómo te celebras una nueva vuelta al sol?

0 comentarios

Comentarios


bottom of page