Hay solución, diez propuestas para Sinaloa



Los sinaloenses podemos hacer planes verosímiles para un futuro deseable, podemos construir un conjunto coherente de propuestas cuyo objetivo no es solamente sobrellevar la vida sino alcanzar una ambiciosa meta realista. Podemos.


1. Construir un plan económico estatal. Identificar las debilidades y necesidades de las cadenas productivas para acordar soluciones, financiamiento, legislación, monitoreo y evaluación. Debe haber una amplia participación para incluir a todos los intereses y generar el apoyo político suficiente.


2. Conformar un presupuesto gubernamental multianual. La recuperación de las crisis económicas se dan en ciclos de tiempo amplios. Varias obras, acciones, inversiones y programas necesarios requieren de la certeza de que su proceso contará con los recursos suficientes en los momentos adecuados.


Las fuerzas políticas, diputados, partidos, gobierno y organizaciones sociales deben consensuar una ruta presupuestal que respalde el ciclo de recuperación y no solo emitir parches anuales.

Se cumple la ley emitiendo el presupuesto 2021 pero con un acuerdo político que apuntale y detalle los años siguientes.


3. Crear un consejo fiscal. Es un organismo técnico que analiza y propone políticas de ingresos, gasto y deuda. Estas instituciones tienen independencia técnica y política, lo que les permite aportar datos y análisis objetivos que ayudan a los gobiernos y congresos a tomar mejores decisiones presupuestales y fiscales junto con los actores económicos.


4. Establecer asociaciones, clústers, de micro y pequeñas empresas. Será muy difícil que los trabajadores por cuenta propia y las micro y pequeñas empresas puedan, por sí solas y aisladas, responder al reto de capacitación, aumentar su productividad, digitalizar sus procesos y conectarse con los consumidores en una economía de crisis.


5. Impulsar la construcción de vivienda como propulsor de la economía y abatimiento de la pobreza.


Construir 25 mil pisos firmes, que valen 150 millones de pesos; 15 mil techos, 405 millones; 8 mil muros, 320 millones, y 50 mil cuartos adicionales o casas completas, para lo que se requieren 7 mil millones de pesos. Un total de 8 mil millones de pesos para vivienda popular.

A ello le podemos sumar 18 mil viviendas, que es la demanda anual restante. Ello implica 6 mil millones de pesos.


La construcción de vivienda es una de las vías por las que debe caminar la recuperación económica de Sinaloa. Indudablemente hay otras rutas pero esta es una de las mejores, resuelve la necesidad de alrededor de 300 mil sinaloenses, crea cerca de 20 mil empleos directos y 10 mil indirectos y genera producción por 14 mil millones de pesos.


6. Desarrollar la producción de manufacturas. La cercanía con Estados Unidos posibilita ser proveedores de empresas norteamericanas ahora que estas pretenden sustituir a sus proveedores chinos.


La infraestructura que requiere esta rama tiene como eje superar la barrera natural que significa la Sierra Madre Occidental. Hay que conectarse con el noreste de México y USA por medio de las carreteras Los Mochis-Chihuahua y Badiraguato-Parral.


7. Encabezar la revolución digital que está transformando la agricultura. Sinaloa puede trabajar para que este sea un motor del relanzamiento de la economía estatal hasta vender tecnología a otros estados y países.


Cerrar las brechas con el conocimiento más avanzado en la agricultura digital es una oportunidad y es muy posible.


Se debe iniciar por crear un Think tank, un centro de pensamiento sobre agricultura digital de élite mundial aquí en Sinaloa y para negociar colectivamente inversiones con las empresas tecnológicas de punta.


8. Garantizar un ingreso para alimentación a 300 mil familias que viven en situación de pobreza por ingresos. El análisis del CONEVAL que es el organismo del gobierno federal para evaluar la política social reporta que los actuales programas sociales no protegen a la población en pobreza porque no siempre coincide con la población que estos atienden y por el monto de apoyo que dan.


9. Apoyar con un ingreso básico de 3 mil 746 pesos por tres meses a los 20 mil sinaloenses que han perdido su empleo formal. La inyección de efectivo reactiva la economía y se solidariza con un conjunto de familias con la posibilidad de que puedan ser reabiertas sus fuentes de empleo apalancados con ese recurso.


10. Ayudar con un ingreso básico a personas que perdieron su empleo informal a cambio de que realicen actividades de beneficio comunitario y familiar.


Vivimos el mayor reto económico de la historia de Sinaloa.


Enfrentémoslo.


Respaldemos a los más necesitados porque queremos llegar muy lejos, ser líderes de calidad mundial. Salir más fuertes de esta crisis.


Podemos.


Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.


Facebook | Instagram | YouTube