• Tercer Ojo Inform...

Holanda apuesta por el carbón junto con Alemania y Austria

NOTA

Redacción ANCOP


La decisión del gobierno de Holanda de activar el nivel de alerta temprana del plan de emergencia, que implica que las centrales eléctricas de carbón volverán a funcionar a plena potencia al menos hasta finales de 2024, fue anunciado por el ministro de Energía, Rob Jetten.

Esto se debe a las reducciones de las entregas por parte de Rusia y a la previsión de un invierno muy crudo.

Aunque no hay una crisis por el momento, y las remesas rusas suponen 15% de las necesidades del país, se considera que la situación podría deteriorarse rápidamente, por lo que, junto con Alemania y Austria, Holanda quiere recuperar el uso de carbón lo que da marcha atrás a las iniciativas para reducir las emisiones de CO2 dañinas para el clima.

Holanda había llegado a limitar el uso de estas plantas de carbón al 35% y preveía una retirada progresiva del funcionamiento, lo que en este momento se ha vuelto agua de borrajas. El gas que se ahorre a partir de ahora gracias al aumento de la electricidad producida a base de carbón no pasará de inmediato a formar parte de la red, sino que irá destinada en primer lugar a rellenar las reservas de cara al invierno.

También el gobierno de Austria ha anunciado la reapertura de la central térmica de Mellach (una planta de carbón que cerró en 2020 para contribuir al objetivo de producir el 100% de la energía a base de fuentes renovables en 2030), ante la disminución de entregas del gas ruso.

El objetivo es que “en caso de urgencia, pueda producir de nuevo electricidad a partir del carbón”, según ha declarado la Cancillería austríaca, que estima que el proceso de puesta en marcha de su funcionamiento llevará “varios meses”. Además de volver a contar con el carbón, Austria ha decidido aumentar sus reservas estratégicas de gas en un 58.7%, hasta cubrir por completo el consumo de al menos dos meses de invierno.

Tanto Holanda como Austria siguen la ruta del gobierno alemán. El ministro germano de Economía y Clima, el verde Robert Habeck, ha explicado que “para reducir el consumo de gas, es necesario usar menos gas en la producción de electricidad.

En su lugar, deberemos volver a utilizar más las centrales de carbón”, según declaraciones recuperadas por el periódico español ABC. Alemania deja de lado la defensa del clima, después de que la semana pasada anunciase la rusa Gazprom un recorte del 70% del gas que suministra a los operadores alemanes a través del gasoducto Nord Stream 1, alegando un problema técnico que la Agencia de Redes alemana califica de “falsa excusa” y el gobierno de Berlín entiende como una “medida política”.

Hasta nuevo aviso en verano, por lo pronto el gobierno alemán permitirá de nuevo el uso de centrales de carbón llamadas “de reserva” ante el agravamiento de la situación del mercado gasístico.

Aunque dice que la seguridad del suministro está garantizada, también la campaña menciona que la situación es grave, con el fin de preparar a la gente para un sistema de racionamiento para usuarios y empresas; y si no aumentan antes del invierno las reservas de gas, ahora al 56% de la capacidad de los depósitos, también prevé otras medidas de ahorro “de tipo legislativo”, como el límite a las temperaturas en los pisos de alquiler.


Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.



Facebook | Instagram | YouTube


5 visualizaciones0 comentarios