top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

Idalia azota Florida y Georgia: Devastación y dos Vidas perdidas a su paso

Redactor: Joel Charles



En una jornada de caos y desolación, el huracán Idalia arremetió con fuerza en el Big Bend de la Florida, dejando a su paso una estela de destrucción y luto. Después de tocar tierra como un huracán de categoría 3 con vientos devastadores que alcanzaron las 205 millas por hora, el fenómeno meteorológico cobró dos vidas y causó estragos en viviendas, infraestructuras, y el suministro eléctrico de decenas de miles de residentes, mientras que sus marejadas ciclónicas provocaron inundaciones graves en diversas áreas.


El impacto de Idalia se sintió aún más cuando alcanzó Georgia, aunque ya degradado a tormenta tropical. Esta tormenta tocó tierra cerca de Keaton Beach, Florida, como un huracán de categoría 3, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC).


"Se desató el infierno", dijo Belond Thomas, residente de Perry, una pequeña localidad en el corazón de la región de Big Bend, donde Idalia tocó tierra. Thomas y su familia buscaron refugio en un motel en un intento de mantenerse a salvo durante la tormenta. Sin embargo, cuando el ojo de Idalia pasó cerca alrededor de las 8:30 de la mañana, fuertes vientos arrancaron el techo del motel y escombros cayeron sobre su hija embarazada, quien afortunadamente no resultó herida.


A medida que el ojo de la tormenta avanzaba por tierra, los vientos violentos derribaron señales de tráfico, destrozaron tejados y derribaron árboles de gran altura. Trágicamente, dos accidentes de tráfico en diferentes condados se cobraron dos vidas, y se sospecha que estuvieron relacionados con las condiciones climáticas extremas, según informó el gobernador de Florida, Ron DeSantis.


A pesar de no afectar áreas densamente pobladas como el huracán lan del año pasado, que dejó 149 muertes en Florida, Idalia causó estragos en una región menos habitada conocida como la "costa natural" de Florida. Esta área, predominantemente rural y con millones de hectáreas sin urbanizar, está alejada de las metrópolis y zonas turísticas, aunque no quedó exenta de problemas. Las crecidas inundaron calles costeras y arrastraron pequeñas embarcaciones no aseguradas, dejando a casi medio millón de usuarios sin electricidad en Florida y Georgia.


En Perry, los vientos destrozaron escaparates y estructuras, mientras que fuertes aguaceros inundaron parcialmente la Interestatal 275 en Tampa y derribaron cables eléctricos sobre los carriles de la Interestatal 75 en dirección norte, al sur de Valdosta, Georgia.


El presidente Joe Biden, quien se reunió nuevamente con el gobernador DeSantis, también candidato presidencial en 2024, instó a la población a mantenerse alerta mientras la tormenta continuaba su avance en el sureste.


"Mil quinientos empleados federales han sido desplegados en las áreas afectadas", declaró Deanne Criswell, responsable de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA).

0 comentarios

Comments


bottom of page