top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

La guerra en Ucrania puede desencadenar una carrera armamentística mundial

Redactor Fernando Galindo



Este lunes la secretaria general Adjunta de Asuntos Políticos, Rosemary DiCarlo, dio una advertencia al Consejo de Seguridad, que, tras más de 500 días desde el inicio de la invasión rusa a gran escala, la vida en Ucrania sigue siendo un "infierno", como la calificó el secretario general. 

Según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, 9287 civiles han perdido la vida y 16.384 más han resultado heridos, la mayoría bajo el fuego de las fuerzas armadas de Rusia. Según los informes, Ucrania fue el país con mayor número de niños muertos y mutilados en 2022. Hasta la fecha, se han registrado 537 niños muertos y 1117 heridos. 

“Éstas son sólo cifras confirmadas. Es probable que el número real de víctimas sea considerablemente mayor”, señaló DiCarlo, asegurando que “ningún lugar es seguro” en el país, y haciendo referencia a bombardeos que tuvieron lugar en ciudades como Kramatorsk, Kiev, Odesa y Lviv así como en comunidades de la región de Sumy y Orikhiv, esta última bajo control ruso. 

DiCarlo señaló que los ataques contra los civiles y las infraestructuras, sea cual sea el lugar donde se realicen, son “indefendibles y están estrictamente prohibidos por el derecho internacional”, y recordó a las partes implicadas que tienen la responsabilidad de evitar acciones que puedan agravar aún más la situación. 

La secretaria general adjunta calificó como inadmisible cualquier amenaza de utilizar armas nucleares, así como poner en peligro la seguridad de las centrales nucleares y otras infraestructuras críticas. 

DiCarlo reportó que, en los últimos días, expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica escucharon una serie de explosiones que, al parecer, tuvieron lugar a cierta distancia de la central nuclear de Zaporizhzhia. 

“Se trata de un duro recordatorio de los riesgos potenciales para la seguridad nuclear a los que se enfrenta la instalación durante el conflicto militar en el país”, declaró.

DiCarlo mencionó que, hasta la fecha, más de 6.3 millones de ucranianos son refugiados, y se calcula que 5.1 millones de personas son desplazados internos. Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, el retorno voluntario aún no es posible debido a la situación de inseguridad. 

Finalmente, DiCarlo llamó a terminar con una guerra “incomprensible y absurda”, que “ha aumentado las tensiones en distintas regiones y corre el riesgo de desencadenar una carrera armamentística mundial”. 

“La guerra amenaza con socavar las mismas estructuras que impidieron una tercera conflagración mundial y nos ayudaron a resolver múltiples conflictos en los últimos 80 años. Cuanto más dure esta guerra, más peligrosas serán sus consecuencias, incluida la posibilidad de un conflicto más amplio”, finalizó. 

0 comentarios

Comments


bottom of page