top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

Manolo Jiménez ganará Coahuila; Guadiana y Mejía perderán por sus pleitos


Por Ricardo Burgos Orozco


Es ingeniero industrial por el Tecnológico de Monterrey y Maestro en Administración Pública de la misma institución académica, Manolo Jiménez tiene una cómoda ventaja hacia la gubernatura del estado de Coahuila en las elecciones del próximo 4 de junio. Los demás aspirantes ya se han ido rezagando, en primer lugar, principalmente, por sus pleitos, sobre todo entre Armando Guadiana y Ricardo Mejía, de una misma sangre morenista, pero con diferencias cada vez más profundas.

Jiménez, de la Alianza entre los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional y de la Revolución Democrática, tiene una cómoda ventaja de 41.3 por ciento, mientras Guadiana, ingeniero civil por el Tecnológico de Monterrey, de 77 años, del Movimiento de Regeneración Nacional o Morena, se ha rezagado en 28.6 por ciento y Ricardo Mejía, quien solamente él se creyó que podría ganar siendo subsecretario de Seguridad y yendo a la entidad en repetidas ocasiones, dice que nació en Torreón, aunque muchos dicen que en realidad es del estado de Guerrero, tiene un 10.1 por ciento de las preferencias. Otro más, Lenin Pérez Rivera, del Verde Ecologista y abogado, cuenta con 7.6 por ciento.

En el primer debate que tuvieron el pasado 17 de abril, Guadiana y Mejía se dieron sus puntillazos. Hay que recordar que el primero le ganó al exfuncionario del gobierno federal la encuesta para la candidatura de Morena. Aunque el presidente López Obrador le pidió prudencia y respeto al resultado, Mejía se rebeló y se fue por su cuenta a buscar al Partido del Trabajo, que se alinea con quien le deja mejores dividendos, y lo hicieron candidato.

Mientras Jiménez va caminando tranquilamente hacia la victoria parece que a los excompañeros morenistas solamente nos anima seguirse enfrascando en pleitos, acusaciones y puyas. Mejía ha acusado a Guadiana de traidor y sinvergüenza.

Guadiana tampoco se ayuda a sí mismo porque en el debate reciente prometió “por su sombrero” (que siempre porta) que si gana va a llevar a la entidad a Peso Pluma, un cantante de corridos tumbados, que está de moda. Esa parece ser una inclinación de los gobernantes de Morena para ganar popularidad porque Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno, contrató a una cantante española llamada Rosalía. No sabemos si esa es una buena estrategia de propaganda.

Independientemente de quién gane en las elecciones del próximo 4 de junio en Coahuila, el estado merece una mejor suerte. Los índices de pobreza cada vez son más elevados, el desempleo ha crecido y las oportunidades de desarrollo cada vez son menores. Ha disminuido el nivel de vida de los coahuilenses en general.

Si no pasa algo que haga que se derrumbe estrepitosamente, Manolo Jiménez, con la experiencia de haber estado en un puesto de responsabilidad en el gobierno del estado, tiene toda la capacidad de gobernar bien y llevar a sus paisanos a mejorar sus condiciones. Y en ese caso, el PRI no dejará de perder el bastión que ha sido de ese partido durante toda la historia de la entidad. El Estado de México es otro estado que no ha sido gobernado por otro partido que no sea el PRI, aunque Delfina Gómez, de Morena, pinta para ganar, según las encuestas recientes.

0 comentarios

Commentaires


bottom of page