top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

Polémica reforma laboral: nuevas perspectivas sobre las cuotas sindicales

Redactor: Joel Charles



El Senado de la República ha aprobado una reforma que pone en tela de juicio el derecho legal de los trabajadores para decidir si pagan o no las cuotas sindicales. Esta medida, impulsada por varios líderes sindicales, revierte un precepto que se consideraba fundamental desde la reforma laboral de 2019.


El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó en meses anteriores que, tras la reforma de 2019, "los trabajadores tienen la posibilidad de decir: 'Ya no queremos pagar cuotas, no queremos que nos descuenten lo de las cuotas sindicales'". Este cambio en la legislación laboral se planteó como una garantía para la democracia sindical y el empoderamiento de los trabajadores frente a los sindicatos.


Sin embargo, este nuevo enfoque no ha estado exento de controversia. Mientras el gobierno lo presentaba como una mejora en la democracia sindical y un avance en la negociación colectiva, las principales centrales obreras se ampararon contra esta medida, argumentando que atentaba contra la autonomía de las agrupaciones laborales.


La disputa llegó a los tribunales, y en marzo de 2021, la Segunda Sala de la Suprema Corte calificó como constitucional la reforma laboral de 2019, afirmando que "los principios de libertad y autonomía sindical no se vulneran al permitir al trabajador oponerse al descuento de las cuotas sindicales de su salario."


Ahora, un grupo de legisladores busca revertir esta situación con una reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT), eliminando el párrafo que otorga libertad al trabajador para decidir sobre sus cuotas sindicales. La propuesta está encabezada por la senadora Cecilia Margarita Sánchez García (Morena) y el senador Napoleón Gómez Urrutia (Morena).


El 10 de octubre, las comisiones de Trabajo y de Estudios Legislativos Segunda del Senado aprobaron el dictamen de la reforma en cuestión, con la presencia de varios líderes sindicales. A pesar de que la reforma de 2019 fue promovida por Morena, Gómez Urrutia argumenta que esta medida se introdujo bajo la presión de empresarios mexicanos y estadounidenses para desincentivar la sindicalización en el país.

Sin embargo, los datos muestran que la tasa de sindicalización en México ha tenido un crecimiento mínimo desde 2019, y las cuotas sindicales representan un ingreso significativo para los sindicatos.


La propuesta de reforma laboral argumenta que las cuotas sindicales deben estar protegidas para garantizar el bienestar de los trabajadores. No obstante, las encuestas muestran que los sindicatos son de las instituciones menos confiables en México, con solo un 3.5 por ciento de confianza según la Encuesta Nacional de Cultura Cívica (Encuci) del Inegi.


El dictamen de la reforma de las cuotas sindicales fue aprobado por el Senado el 24 de octubre y remitido a la Cámara de Diputados para su revisión. Esta controvertida medida ha encendido alertas y podría tener implicaciones incluso en los acuerdos comerciales internacionales, como el T-MEC. La pregunta que se plantea es si los líderes sindicales lograrán cambiar lo que no pudieron en 2019, y cuál será la respuesta desde el Palacio Nacional ante esta iniciativa legislativa.




Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.



0 comentarios

Comments


bottom of page