top of page
  • Foto del escritorTercer Ojo Inform...

Preocupante alza en muertes fetales en México: un 8.87% más en 2022, informa el Inegi

Redactor: Joel Charles



El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reveló hoy que las muertes fetales en México experimentaron un preocupante aumento del 8.87% en el año 2022, con un total de 25,041 casos en comparación con las 23,000 defunciones registradas en 2021. Este impactante incremento se tradujo en una tasa nacional de defunciones fetales de 72.2 por cada 100,000 mujeres en edad fértil, en contraste con el índice de 67 del año anterior, según datos proporcionados por el organismo autónomo.


Según la Secretaría de Salud (SSA) del Gobierno de México, la defunción fetal se define como la pérdida de la vida de un producto de la concepción antes de la expulsión o extracción completa del cuerpo de su madre, sin importar la duración del embarazo. El informe del Inegi revela que más del 83.2% de estas muertes fetales ocurrieron antes del parto, mientras que el 15.8% se produjo durante el parto, y en el 1% restante no se especificó el momento exacto de la defunción.


El estudio también identificó que las principales causas de las muertes fetales se relacionaron con afectaciones al feto debido a factores maternos y complicaciones tanto en el embarazo como en el trabajo de parto y el parto mismo, con un 43.9%. La segunda causa más común fue "otros trastornos originados en el periodo perinatal", que representó el 29% de los casos.


En cuanto a la atención médica prenatal, el 81% de las mujeres recibió atención médica durante su embarazo, mientras que el 15.3% no la recibió y el 3.7% no especificó su situación. El informe señala que la Secretaría de Salud (SSA) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atendieron conjuntamente al 73.1% de las madres que experimentaron defunciones fetales, mientras que las unidades médicas privadas se encargaron del 12.7% de los casos.


El estado con la tasa más alta de defunciones fetales fue San Luis Potosí, ubicado en el centro del país, con una alarmante tasa de 101.4 por cada 100,000 mujeres en edad fértil. Le siguieron Ciudad de México, con 91.9, y Aguascalientes, con 91. En contraste, las tasas más bajas se registraron en Oaxaca con 39.6, Quintana Roo con 42.1 y Sinaloa con 46.1.


Dicho aumento en las muertes fetales plantea preocupaciones significativas y destaca la importancia de abordar los factores que contribuyen a este fenómeno, como las complicaciones maternas y perinatales, y la necesidad de una atención médica prenatal adecuada para garantizar la salud y el bienestar de las futuras madres y sus hijos en gestación. Las autoridades de salud en México están llamadas a tomar medidas concretas para abordar este desafío y reducir estas lamentables cifras en el futuro.

0 comentarios

Comments


bottom of page