Reconstruir la seguridad pública

Dos mujeres fueron asesinadas el pasado fin de semana en mi ciudad. Una mujer de 40 años y su hija de 14 fueron encontradas muertas en su domicilio, con señas de haber sido violentadas, una degollada y la otra ahorcada. Nadie merece morir así. Tenemos que hacer algo.

La seguridad es un tema que en nuestro país, en nuestro estado y en nuestro municipio es el mas preocupante de los problemas a los que nos enfrentamos, así me lo han hecho saber en todas las colonias que he recorrido y así lo demuestra la última Encuesta Nacional de Seguridad Urbana, que indica que el 73% de la población de 18 años o más considera que, no se siente seguro en esta ciudad.


En el proceso de investigación y consulta documental de las demandas ciudadanas de las 45 colonias y de la delegación se encontró que el delito que más aqueja es el robo a casa habitación, seguido por la violencia familiar y robo de vehículos. Sin embargo, los de mayor impacto en la sociedad son otros, y desafortunadamente esos siguen en aumento. De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo de Seguridad los datos para el mes de abril son alarmantes: el homicidio doloso creció respecto al mes anterior un 150 por ciento, pasó de 6 a 15 casos; el robo de vehículo pasó de 25 a 29, es decir, creció 16 por ciento; el delito de lesiones dolosas subió de 15 a 18 casos, un incremento del 20 por ciento y, lo más grave, las denuncias por violación crecieron de 5 a 11 casos, es decir, un incremento del 120 por ciento.


Sin temor a equivocarme, la gente está enojada y asustada; enojada con sus autoridades y asustada por la escalada imparable de violencia. No hay autoridad en este municipio; no hay autoridad en este estado. El gobierno ha fracasado en materia de seguridad y los números no mienten.


Esto tiene que cambiar. La Constitución establece que el Presidente Municipal es el responsable de la seguridad de los ciudadanos. Por lo tanto, mi propuesta es que la Policía Municipal regrese a casa. Basta de Mando Único Coordinado porque es una estrategia fallida; tenemos que recuperar nuestra policía municipal, que vuelva a ser una policía preventiva, no una policía reactiva como lo es hoy; que sea una policía de proximidad, no una policía a la que se le tiene mas miedo que respeto.


Y cuando la recuperemos, tenemos que mejorar sus condiciones laborales, mejorar sus salarios, otorgarles prestaciones, garantizarles seguros de vida y médicos. Es increíble que los policías salgan a la calle a arriesgar la vida sin lo mínimo indispensable.


Luego tendremos que capacitar a nuestra policía, que también debe estar obligada a cumplir al ciento por ciento con sus exámenes de control y de confianza.


Pero dudo que este Gobernador nos devuelva a nuestra policía, así que mientras no tengamos el control tendremos que trabajar en acciones preventivas que sí están a nuestro alcance: de videovigilancia, por ejemplo. Vamos a usar la tecnología; tendremos cámaras y drones de videovigilancia, que ya demostraron su efectividad en un municipio aquí cerca, en Jojutla. Estos sistemas estarán bajo la vigilancia de representantes de la sociedad civil cuautlense, porque todos los sistemas que han puesto estos gobiernos estatales y municipales no funcionan.


También trabajaremos en acciones preventivas y de inhibición del delito. Pondremos al 100 por ciento el alumbrado público municipal, especialmente en las cinco zonas con mayor incidencia delictiva, y pondremos en marcha actividades que incentiven la salud física, mental, espiritual y familiar: cursos, talleres, academias de artes, oficios, deportes. Tenemos que ofrecer a nuestros jóvenes actividades constructivas, reconstruir el respeto a la autoridad, y eso solo se hace a través del respeto a los padres, a los mayores, a los más desvalidos. Reconstruir la familia es la base de la reconstrucción social. #ParaqueCuautlabrille #votaPT #valenciaalapresidencia #aguaparatodos



Síguenos en redes sociales o suscríbete nuestro boletín informativo en nuestra página web y mantente informado.


Facebook | Instagram | YouTube